Últimas
Noticias

Organizaciones campesinas del Macizo Colombiano reconstruyen el tejido social de su región de la mano de la Hoja de Ruta de la Unión Europea en Colombia

Por. María del Pilar Gómez Herrera

Campesinos de los municipios caucanos de La Sierra, Argelia, Almaguer, Sucre, Bolívar, La Vega, Patía, Florencia, Balboa y Cajibío avanzan en la configuración de condiciones para reconstruir el tejido social afectado por la violencia en esta región del Centro y Sur del departamento del Cauca.

 

 

 

Todos tienen un factor en común y es que son poblaciones con vocación agrícola y altamente productivos gracias a la variedad de climas que facilita el cultivo de múltiples productos, entre ellos el café y la caña panelera, así como el plátano, yuca, fríjol, maíz y frutales.

Sin embargo, la crisis social que afecta al departamento ha venido profundizándose. Durante 2017, la Defensoría del Pueblo registró dentro de su informe 3 desplazamientos forzados masivos, con un nivel de afectación para 386 familias y 1.153 personas. En este caso las víctimas fueron las comunidades de los municipios de Argelia, Almaguer, Caloto, Morales, y, sobre la costa pacífica, Guapi, Timbiquí y López de Micay. Asimismo, el Informe señala una grave situación de seguridad para los líderes sociales en Cauca. (http://www.defensoria.gov.co/es/nube/comunicados/7639/%E2%80%98Situaci%C3%B3n-de-DDHH-en-el-Cauca-es-verdaderamente-grave%E2%80%99-se%C3%B1ala-informe-de-la-Defensor%C3%ADa-del-Pueblo.htm)

Adicionalmente, el informe indica que la extracción minera ilegal de oro se ha convertido en la principal fuente de ingresos del ELN y las disidencias de las Farc, que en la actualidad poseen el control del territorio, aunque este viene siendo disputado con fuerza por parte de organizaciones posdesmovilización en zonas como la costa pacífica caucana.

Y es que de acuerdo al análisis obtenido por “Verdad Abierta” tras la desaparición de las Farc como grupo alzado en armas que llegó a tener presencia en más de la mitad de ese departamento, hoy en día diferentes organizaciones criminales se disputan sus antiguos territorios para hacerse con el control de lucrativas rentas ilícitas. En el medio están las comunidades, que resultan afectadas por un accionar armado atomizado.

Información suministrada por la Cooperativa del Sur del Cauca –COSURCA- corrobora lo descrito anteriormente asegurando que en la región aún se albergan cultivos de uso ilícito que debilitan los esfuerzos y dinámicas de producción campesina y de economía solidaria y el conflicto armado limita la movilidad y el desarrollo autónomo de los procesos organizacionales y de exigibilidad de base.

 

La alternativa: trabajar por la recuperación del tejido social de la mano de los jóvenes

 

Frente a este panorama, en diciembre de 2016 la Cooperativa del Sur del Cauca – COSURCA- Organización de segundo grado, conformada por 11 asociaciones cuyos miembros son campesinos, indígenas y comunidades afros, ubicados en el Macizo Colombiano, Centro y Sur del Cauca, que tiene dentro de su historia de trabajo en la región los aprendizajes y experiencia de programas como el II Laboratorio de Paz Macizo Colombiano Alto Patía (2005), viene fortaleciendo su trabajo con jóvenes rurales con el proyecto denominado “Fortalecimiento de la participación de jóvenes rurales vulnerables del Macizo Colombiano centro y sur en el departamento del Cauca a través de la producción agrícola sostenible, el desarrollo organizacional y la incidencia en el territorio para la convivencia y la Paz.”

 

Esta iniciativa hace parte de la Hoja de Ruta, de la Unión Europea en Colombia, enmarcando su acción en una de las 3 prioridades de este instrumento, que busca aumentar la capacidad de las Organizaciones de la Sociedad Civil locales para desempeñar de manera más eficaz su papel como actores de desarrollo independientes.

 

En ese sentido, el objetivo central del proyecto es el de fortalecer el tejido social con el empoderamiento de jóvenes a través de procesos productivos y organizacionales sostenibles, incidiendo en la gobernabilidad, en la convivencia y la paz en el territorio de 11 organizaciones campesinas en diez (10) municipios del Macizo Colombiano, Centro y Sur del departamento del Cauca.

La Hoja de Ruta de la Unión Europea es un instrumento político de coordinación y diálogo de la Unión Europea con las organizaciones de la sociedad civil (OSC), y que se constituye en un marco compartido de trabajo, para mejorar, el impacto, la coherencia y la visibilidad de las acciones de cooperación, tanto de la Delegación de la Unión Europea, como de los Estados Miembros.

Procesos productivos sostenibles e inclusivos. Agendas locales conectadas con Apuestas globales.

Transcurridos 2 años de la implementación del proyecto se cuentan dentro de sus principales logros, la vinculación de 162 Jóvenes Rurales a procesos asociativos y productivos de café especial, el fortalecimiento de capacidad técnica de COSURCA para dar continuidad a otros emprendimientos productivos y el mejoramiento del relacionamiento de COSURCA con clientes nacionales e internacionales, quienes han facilitado a la organización condiciones más favorables para sostenibilidad y crecimiento de sus emprendimientos de trilla y exportación de cafés especiales, exportando entre los años 2017-2018; 29,639 sacos de café excelso de 70 kg por valor de USD 9,914,019

En la práctica el componente productivo de esta iniciativa se complementa con un proceso de fortalecimiento del proceso de formación política de directivos y dirigentes de las organizaciones de base asociadas a COSURCA, a través de talleres, reuniones de los comités políticos, encuentros, giras e intercambio de saberes, con involucramiento de jóvenes y mujeres. Buscando de esta manera, que al terminar la ejecución del proyecto, se incremente el porcentaje de la participación de jóvenes, directivos de organizaciones de base y dirigentes de COSURCA, en espacios e instancias de la gremialidad agraria, social y pública del Territorio que faciliten la aplicación y diseño de políticas que favorezcan su trabajo.

De acuerdo con la FAO, para reducir la pobreza y el hambre -en especial en las zonas rurales-, es esencial mejorar los medios de subsistencia de la población con la creación de capacidad. En el Cauca la Hoja de Ruta de la Unión Europea apoya iniciativas que buscan el fortalecimiento de los jóvenes rurales para llevar a cabo actividades más productivas en un entorno pacífico para lograr un futuro #HambreCero.